Diverso

Bebés de diseño: edición genética y el controvertido uso de CRISPR

Bebés de diseño: edición genética y el controvertido uso de CRISPR


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El concepto de bebés de diseño se ha discutido mucho en los últimos meses después de que un médico chino afirmó que ayudó a crear dos bebés con genes modificados. Esto ha provocado varios debates sobre la ética de la manipulación genética y el futuro de la genética.

El término "bebé de diseño" se refiere a un bebé al que se le han dado rasgos especiales mediante la ingeniería genética. Esto se hace alterando los genes del óvulo, el esperma o el embrión. Estos rasgos pueden, en teoría, variar desde una menor resistencia a las enfermedades hasta incluso la selección de género.

RELACIONADO: COMIENZA EL PRIMER ENSAYO HUMANO CON CRISPR GENE-EDITING EN EE. UU.

La edición genética es el proceso de realizar cambios en el código genético (ADN). En el caso de los "bebés de diseño", esto se hace eliminando pequeñas secciones del genoma existente o introduciendo nuevos segmentos de ADN en el genoma.

Una nueva técnica, llamada CRISPR (repeticiones palindrómicas cortas agrupadas regularmente interespaciadas) ha permitido a los científicos alterar de forma económica y muy rápida el genoma de casi cualquier organismo. En la forma más común de CRISPR, se usa una enzima llamada Cas-9 para cortar secciones seleccionadas de ADN o agregar nuevas secciones al ADN existente.

La edición genética en humanos es un tema controvertido, pero no todas las formas de manipulación genética humana están en cuestión. Por ejemplo, CRISPR podría usarse para alterar células en el sistema inmunológico de los cuerpos con el fin de atacar y destruir las células cancerosas o para reemplazar los genes que causan la anemia de células falciformes con genes no falciformes.

CRISPR es una herramienta con un inmenso potencial para crear mejores cultivos y ganado, fabricar nuevos medicamentos, eliminar plagas y tratar enfermedades críticas. Pero el problema surge cuando no hay límites.

La edición de genes se puede realizar tanto en células somáticas como en células germinales (madre), y ambos tipos de células ofrecen resultados muy diferentes.

Las células somáticas son aquellas células que ya se han diferenciado en un tipo específico de célula, como una célula del hígado o una célula del pulmón. Los cambios en estas células solo afectan la parte del cuerpo a la que pertenece la célula, como el hígado o los pulmones. Cualquier cambio en las células somáticas no se puede transmitir a ninguna descendencia.

Por esta razón, la alteración de las células somáticas para el tratamiento de enfermedades generalmente no se considera controvertida.

El problema surge cuando la edición de genes se realiza en células germinales. Estas son las células del óvulo o del esperma, que eventualmente dan lugar a todas las células del cuerpo. Estas células pueden convertirse en cualquier tipo de célula. Esto significa que los cambios en las células germinales afectan no solo al futuro niño, sino que también pueden transmitirse a las generaciones futuras.

La edición de células de la línea germinal a veces también se denomina manipulación de embriones. La implantación de un embrión modificado con CRISPR en un ser humano es ilegal en algunos lugares e incluso donde no es ilegal, contraviene las pautas de investigación, así como los estándares morales y éticos.

En 2018, un investigador chino llamado He Jiankui reveló que había usado CRISPR para hacer los primeros bebés editados genéticamente del mundo. Utilizó la técnica CRISPR para modificar el gen CCR5 en los embriones de siete parejas, con el fin de hacerlos resistentes al virus del VIH. Posteriormente, una de las parejas dio a luz a gemelos: Lulu y Nana.

Aunque no fue ilegal en ese momento, sus acciones rompieron los estándares éticos aceptados sobre la realización de investigaciones no comprobadas en humanos, y la noticia de los experimentos sorprendió a los científicos e investigadores en el campo.

Los padres de los gemelos siguen sin ser identificados y el trabajo de Jiankui no se publicó en ninguna revista, lo que le dio al mundo solo sus palabras para seguir.

No tenemos mucha información sobre el efecto a largo plazo de la edición del genoma y muchas de las variables involucradas con la técnica CRISPR no se comprenden. Sin embargo, lo que sí sabemos es que los genes son interdependientes hasta cierto punto, por lo que la alteración de un gen en una célula germinal puede tener efectos no deseados en otros genes o en diferentes características del cuerpo.

De hecho, el gen CCR5 que se desactivó en los bebés chinos no solo está asociado con el VIH, sino que también puede desempeñar un papel importante en la respuesta inflamatoria y en la función cognitiva. Esta fue la conclusión extraída de un experimento que inhabilitó CCR5 en ratones. Un resultado fue que los ratones mostraron un aprendizaje y una memoria mejorados.

Esto ha llevado a muchos científicos a creer que los bebés de diseño en China pueden estar sujetos a otros efectos y agrega sospechas de que He Jiankui puede haber tenido otras razones para modificar este gen en particular.

RELACIONADO: LA EDICIÓN DEL GEN CRISPR PODRÍA CAUSAR DAÑOS EN EL ADN Y MUTACIONES EXTENSAS

La ética de la edición de genes puede verse desde una variedad de ángulos diferentes.

Para muchos, la noción de experimentar con seres humanos no es ética, especialmente cuando no hay evidencia suficiente para sugerir que el experimento tendrá éxito o no causará daño. En este punto, no hay suficiente evidencia para demostrar que CRISPR es seguro; no conocemos los efectos de editar un gen determinado en la persona existente o en las generaciones futuras. De hecho, un estudio reciente del Instituto Wellcome Sanger demostró que el uso de CRISPR puede provocar un daño genético extenso en el genoma objetivo.

Para otros, estas técnicas demuestran un desprecio por los estándares científicos y éticos aceptados a nivel mundial. Estos estándares existen para prevenir la investigación en humanos cuando no hay evidencia de que sea segura.

Sin embargo, lo que más preocupa a muchas personas es la idea de que en el futuro, los padres o los médicos podrán dictar rasgos como el sexo, la altura o la inteligencia de su bebé, lo que les dará a quienes pueden permitirse la edición de genes una ventaja y potencialmente liderar a un tipo de sistema de clases genéticas. En esencia, permitirá que la ciencia y no la naturaleza guíen la evolución de la raza humana.

Recientemente, varios investigadores destacados de CRISPR emitieron un llamado a una moratoria sobre la edición de genes de líneas germinales humanas. Propusieron la adopción de un marco internacional para gobernar la investigación futura en el área de la edición de genes de la línea germinal humana.

Sin embargo, también parece que el trabajo de He Jiankui puede ser solo la punta del iceberg. La investigación posterior ha demostrado que puede haber habido una serie de ensayos clínicos chinos no supervisados ​​de CRISPR en humanos, y que el gobierno chino está tomando medidas drásticas contra ellos. Al mismo tiempo, se están llevando a cabo ensayos controlados en los EE. UU. Y Europa sobre tratamientos de la enfermedad CRISPR que utilizan células somáticas.

Está claro que ha llegado el momento de un consenso más amplio de la comunidad científica sobre los estándares para la investigación y los ensayos de CRISPR.


Ver el vídeo: 2ª Parte - 32º Congreso Nacional de Enfermedades Neuromusculares (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Kaili

    Finalmente en buena calidad !!!

  2. Steadman

    Tema incomparable, me gusta mucho))))

  3. Aman

    Lo siento, pero esta variante ciertamente no me conviene.

  4. Akibar

    Qué excelente pregunta



Escribe un mensaje